logo Digitalia
Buscador Avanzado
Prospectiva de la educación superior en el mundo: tendencias mundiales, regionales y escenarios al 2030.

Prospectiva de la educación superior en el mundo: tendencias mundiales, regionales y escenarios al 2030.

  • Autor: López Segrera, Francisco
  • Editor: El Viejo Topo
  • ISBN: 9788417700164
  • Lugar de publicación:  España
  • Año: 2019
  • Paginas: 176

Visores online:

Descripción:

El objetivo de este libro es ofrecer una visión sintética del estado del arte en educación superior comparada, a nivel mundial y regional, haciendo una crítica a las tendencias mercantiles que predominan hoy en la educación superior.En el Capítulo I se describen sus principales escenarios a nivel mundial y regional. Los escenarios de América Latina y el Caribe que predominen en la educación superior, estarán en íntima relación con los escenarios económicos, sociales, políticos y de países que emerjan victoriosos. Si la segunda oleada neoliberal logra imponerse en la región, entonces la privatización y la mercantilización continuarán aceleradamente, en detrimento de la condición de la educación superior como derecho humano y bien social público. El Estado aportará cada vez menos financiamiento a la educación superior pública.El Capítulo II analiza la educación superior en el mundo y sus principales tendencias. Hace énfasis en el papel desempeñado por las Conferencias Regionales de UNESCO, de La Habana (1996) a Córdoba (2018), como foros de debate, y por las Conferencias Mundiales (CMES) de UNESCO de 1998 y de 2009, donde prevaleció el concepto de la educación superior como un derecho humano y un bien social público en detrimento de las tesis privatizadoras de la OMC y el Banco Mundial.En la universidad futura, será necesario aprender a emprender. Si bien el aprendizaje y actualización permanente es imprescindible en la sociedad del conocimiento, será clave aprender habilidades genéricas más allá de lo específico disciplinario y valores universales, para conjurar amenazas como la guerra nuclear, el cambio climático, la vertiginosidad tecnológica –que pudiera generar desempleo masivo como consecuencia de la automatización, la robotización y la inteligencia artificial– y la creciente desigualdad.